sábado, 29 de mayo de 2010

ART. III FASES DE LA PLANEACION ESTRATEGICA



FASES DE LA PLANEACIÓN


El proceso de planeación presentado se aplica principalmente a empresas de ramo único y a empresas de ramas muy afines, y se divide en ocho fases.

Fase 1: Desarrollo de la misión y objetivos: La misión y los objetivos toman una dirección cuando se consideran preguntas como, ¿en qué negocios estamos?, ¿cuál es nuestro compromiso?, y ¿qué resultados deseamos? Los objetivos generales generan una sensación de rumbo en la toma de decisiones y tal vez no cambien de un año a otro. La misión y los objetivos no se conciben por separado. Se ven influidos por las evaluaciones de las amenazas y oportunidades del entorno y de las fortalezas debilidades.

Fase 2: Diagnóstico de amenazas y oportunidades: Las fuerzas del entorno internas y externas, nacionales y globales representan oportunidades y amenazas para una organización. La planeación estratégica ayuda a identificar tales oportunidades y amenazas y a considerarlas al crear la misión, objetivos, planes y estrategias de una organización. Las fuerzas políticas y los participantes internos y externos de una organización desempeña una función medular al determinar su misión y objetivos y ejerciendo presión para que se modifiquen.
Los competidores, clientes, proveedores, nuevos participantes y bienes y servicios sustitutos son fuerzas competitivas que influyen en las posibilidades e ganancias a largo plazo en un sector, esto repercute en las posibilidades generales de ganancias, perspectivas de crecimiento y hasta de supervivencia de cada empresa en particular.

Fase 3: Diagnóstico de fortaleza y debilidades: Permite identificar las fuerzas centrales de una organización y determinar lo que debe mejorarse. Este diagnostico abarca el análisis de la relativa posición competitiva de la organización, su capacidad para adaptarse e innovar las habilidades de sus recursos humanos, sus capacidades tecnológicas, recursos financieros, su profundidad administrativa y los valores y antecedentes de sus empleados clave.

Fase 4: Desarrollo de estrategias: El desarrollo de estrategias debe evaluarse en términos de 1. oportunidades y amenazas externas, 2. fortalezas y debilidades internas, 3. la probabilidad de que las estrategias ayuden a que la organización logre su misión y objetivos.
La planeación y la estrategia a nivel de negocios posee tres estrategias básicas en común.

La estrategia de penetración de mercado: Busca el crecimiento en los mercados actuales con los productos que se tienen. Una empresa podría aumentar su penetración de mercado 1. al motivar mayor uso de su producto, 2. al atraer clientes de los competidores, 3. adquirir un competidor.

Estrategia de desarrollo de mercado: Exige buscar nuevos mercados para productos actuales. Tres formas de hacerlo son: 1. ingresar a nuevos mercados geográficos, 2. ingresar en mercados objetivos, 3. ampliar los usos de productos e instalaciones actuales

Estrategia de desarrollo de productos: Comprende crear bienes o servicios o mejorar los existentes para los mercados actuales. Los métodos a los que se recurren incluyen 1. mejorar las características, 2. mejorar la calidad en términos de fiabilidad, velocidad, eficiencia o durabilidad, 3. mejorar el atractivo estético, 4. introducir nuevos modelos

Fase 5: Preparación del plan estratégico: Luego de crear estrategias opcionales y elegir entre éstas, la gerencia está preparada para redactar el plan estratégico contemplando:
· Misión y objetivos organizacionales.
· La oferta de bienes, servicios o ambos, sin olvidar lo que los vuelve únicos.
· Un análisis y estrategias de mercado, entre las que se hallan oportunidades y amenazas y planes de contingencia si las cosas no marchan como se esperaban.
· Estrategias para obtener y utilizar los recursos tecnológicos, fabriles, de marketing, financieros, y humanos necesarios para la consecución de los objetivos planteados, lo que incluye sacar partido de las fortalezas y superar los puntos flacos, además de planes de contingencia en estos rubros.
· Estrategias para cultivar y aprovechar las competencias organizacionales y de los empleados.
· Informes financieros que comprendan proyecciones de pérdidas y ganancias, flujo de efectivo, puntos de equilibrio.

Fase 6: Preparación de planes tácticos: El propósito de los planes tácticos es ayudar a instrumentar los planes estratégicos. Los gerentes de primer nivel y de mandos intermedios, así como los quipos de empleados, basan sus planes tácticos en el plan estratégico de la organización.

Fase 7: Control y diagnóstico de resultados: Se necesitan controles para asegurar que la instrumentación de los planes se realice conforme a lo establecido y evaluar los resultados conseguidos mediante tales planes. Si éstos no generan los resultados deseados, gerentes y equipos tienen que modificar la misión y los objetivos, revisar las estrategias, idear nuevos planes tácticos o cambiar los consoladores utilizados. Una evaluación minuciosa revelas los cambios específicos que hay que incorporar en el siguiente ciclo de planeación.

Fase 8: Planeación continua: La planeación es un proceso ininterrumpido. El entorno externo y el interno cambian constantemente, algunos de estos cambios son graduales y previsibles.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada